LOS SATÉLITES Y AVIONES NO TRIPULADOS

“Al dirigirse a sus puntos fuertes, estas dos tecnologías pueden complementarse entre sí”

Para la tecnología “ojo-en-el-cielo”, los últimos tres años se han visto algunos avances impresionantes, sobre todo en el uso de vehículos aéreos no tripulados (UAVs) y sistemas de imágenes por satélite. Sin embargo, mientras tanto llegó a los titulares casi al mismo tiempo en 2011, ambos también tenido un éxito limitado en la granja, como suele ser el caso cuando las nuevas tecnologías de primera caigan en manos de los primeros en adoptar y los innovadores.

En mayo pasado, sin embargo, las cosas realmente comenzó a despegar para ambas tecnologías. A principios de mes, una pieza en Farm Industry Newsdestacó la actividad de Winfield (propiedad de Land O’Lakes) y su última incorporación a su servicio de imágenes por satélite, como una mejora de su tecnología de herramientas R7.

A finales de 2013, Land O’Lakes comprado Geosys con sede en Francia, y en 2014 fue prometiendo para comenzar la entrega de las imágenes de satélite semanales de cultivos en los EE.UU. Nueve días más tarde, AgriMarketing corrió una pieza corta en sus actualizaciones de las noticias semanales, en referencia a una ” nueva constelación de satélites que se lanzará “para la agricultura, así como otras industrias.

Entre los participantes estaban OmniEarth, Dynetics y Harris Corporation, y Farm Industry News también informó que otros, incluyendo Satshot se intensifican para el mercado de 2015.

Mientras tanto, Felix Weber de Ag Business & Crop Inc., con sede en Palmerston, Ontario., Introdujo el sistema eBee Ag, una importante actualización de senseFly con sede en Suiza, el fabricante Swinglet Cam. Weber era el distribuidor exclusivo de Canadá y luego de América del Norte de la Swinglet Cam, y su entusiasmo fue evidente durante una casa de mediados de mayo abrirá.

Fue en ese evento que mostró las capacidades del piloto automático del Ebee y su software que permite a los usuarios al mosaico de imágenes juntos por una perspectiva más amplia. En cuestión de horas, un agricultor puede tener una imagen detallada de un campo, listo para las estrategias de validación y posterior gestión.

Revestimiento de plata, no una bala de plata

Lo que hay que recordar acerca de cualquiera de estas tecnologías es que no le hará un mejor granjero con una simple compra. Las ventas de menos costosa, los UAVs do-it-yourself de estilo helicóptero oferta “tecnología de aviones no tripulados en su propia granja” para tan poco como $ 1.500 a $ 2.000. El problema es, a menos que pueda interpretar las imágenes, todo lo que obtiene son imágenes de alta resolución de sus cultivos.

Felix Weber demuestra una de las ventajas de la unidad de facilidad de uso en el lanzamiento del UAV.

“Es una herramienta para conseguir algo”, dice Weber, refiriéndose tanto a la UAV y las imágenes por satélite. “No se trata de la compra de una unidad, se trata de cómo usted recoge los datos, cuando recoja los datos y lo que se hace con los datos después.”

Una de las ventajas de la unidad eBee Ag, Weber dice, es que su piloto automático es un paso adelante respecto a la mayoría de los vehículos aéreos no tripulados, que a menudo requieren un dispositivo de control remoto de algún tipo. El diseño autónoma también incluye la planificación de misiones, con el sistema de navegación de a bordo que detecta la velocidad del viento y los obstáculos tales como pájaros, ajustando las rutas de vuelo y aproximaciones de aterrizaje en consecuencia.

La unidad eBee viene equipado con un infrarrojo cercano estándar (NIR) de lente, que puede proporcionar indicaciones de biomasa, la vigilancia del crecimiento y la discriminación de los cultivos. Opciones para otras lentes incluyen un RE – borde rojo – diseño para detectar el estrés vegetal, una indicación de la clorofila, la evaluación de la sequía y el análisis de la senescencia. El RGB – rojo, verde, azul – banda cámara proporciona dos de color real y la representación visual tridimensional y puede incluso evaluar los sistemas de drenaje.Finalmente, el multiespectral
cámara

puede proporcionar una indicación de la biomasa, área foliar indexación y ayudar con recomendaciones de nitrógeno.
Pero Weber insiste de nuevo en que la verificación sobre el terreno y trabajar con alguien que ha experimentado son las claves para sacar el máximo partido de estas tecnologías todavía. “Yo no quiero que esto sea como un monitor de rendimiento, donde todo el mundo saltó en él, pero no sabía necesariamente cómo utilizar los datos.”
No es una competencia
El otro aspecto único de estos dos tipos de tecnología es que ninguna de las partes ve al otro como un competidor. De hecho, ambas partes salen de su manera de declarar cada tecnología tiene sus puntos fuertes. No aumentar las ventas, hay charla de la basura. Weber cree UAVs son más adecuados para los campos más pequeños – un ajuste perfecto para el este de Canadá – aunque no fuera de la esfera de lo funcional para granjas en el oeste de Canadá. Además, los UAVs no se ven obstaculizados por la cobertura de nubes, lo que puede retrasar el análisis de imágenes de satélite.
De Winfield Dr. David Gebhardt se apresura a ponerse de acuerdo con esos dos puntos. Cuando un agricultor necesita una evaluación de los umbrales de insectos o un mano a mano en la aplicación de un fungicida en el trigo, lo que retrasa un día o dos puede conducir a una pérdida significativa de rendimiento. En cuanto a los puntos fuertes de los satélites, hay muchos más satélites en órbita por encima de los EE.UU. que encima de Canadá, al menos por el momento. Pero desde la perspectiva de Gebhardt, la fuerza de las imágenes de satélite proviene de su área de cobertura – millas sobre la tierra – y su punto de vista histórico. A través de la tecnología Geosys dentro Herramienta R7 de Winfield, un agricultor puede trabajar hacia atrás tanto como 10 o 20 años por algunos reclamos, y reunir perspectivas históricas para ayudar en la siembra o en temporada cuestiones.

Una cosa es tener imágenes de satélite disponibles a través de un sistema como la Herramienta de R7, pero también es importante es la experiencia necesaria para extrapolar los datos. foto: Winfield

La muy buena noticia es que llegará un día en que una empresa saca todas las tecnologías de detección y de imagen juntos – de activos (en tierra), los sensores como GreenSeeker o OptRx a UAVs, todo el camino hacia el espacio exterior con imágenes de satélite.

“Las imágenes de satélite era un buen lugar para nosotros para empezar porque la tecnología ya se ha desarrollado, y en los últimos tres años, hemos experimentado avances considerables”, dice Gebhardt, director de los datos agronómicos y la tecnología con Winfield. “Puedo ver un día en el que hay una amplia gama de ofertas que un agricultor debe poder elegir.Tenemos la intención de trabajar con las empresas de tecnología como senseFly y Trimble, y algunos otros que tienen unos sistemas muy buenos que pueden traer toda esa información en un solo tipo general de oferta de teledetección “.

Gebhardt también se hace eco de la creencia de Weber de que la tecnología es sólo una herramienta. Se necesita ser apoyada con habilidades interpretativas, o de lo contrario se convierte en un alto precio – juguete – pero potencialmente de bajo valor.

“Ahora estamos hablando de datos reales que es tierra verificarse en y validada, y traer algo de inteligencia detrás de las imágenes muy interesantes”, dice Gebhardt.”Así que vamos a trabajar juntos y ver cómo esta tecnología puede ser combinado con nuestra experiencia agronómica y realmente aportar algo que tiene valor para el agricultor.”

Derecho a volar

Las autoridades federales de Canadá y los EE.UU. son vehículos aéreos conscientes y cuidadosos de aviones no tripulados o no tripulados, ya que son más propiamente llamados. En los EE.UU., se insta a los agricultores que compran sus propias unidades de seguir todas las directrices de la Administración Federal de Aviación, incluso hasta el punto de informar a los aeropuertos en un radio determinado de sus campos en cuanto a cuando las unidades podrían estar en vuelo.

En Canadá, Felix Weber de negocio Ag & Crop Inc. dice que con el transporte de Canadá uno de los criterios se basa en el peso de un UAV y su potencial de causar daños en el caso de colisiones accidentales. ebee la Unidad de Ag pesa alrededor de 750 gramos, incluso con las cámaras cargados en, por lo que el daño se mantiene a un mínimo.

A pesar de las dudas administrativas, representantes senseFly han declarado que los sistemas similares se pueden usar – y se están utilizando – en el sector forestal, la minería, la conservación y gestión del medio ambiente, la agrimensura y la planificación urbana. también han sido utilizados en otras partes del mundo para las evaluaciones de emergencia de sitios de accidentes, limpieza de materiales peligrosos e incluso la localización de personas desaparecidas.

El drone tiene una autonomía de 45 minutos, un alcance de radio de 3 km y su velocidad máxima de 57km/h,dispone de conexión 3G y alcanza los 150 metros de altura.

El gobierno de Daniel Scioli usa de forma semanal un drone para captar evasores. Se trata de un vehículo no tripulado fabricado en Suiza por la empresa senseFly, modelo eBee, equipado con una cámara de 16 MP y una resolución de 4cm por pixel, quepermite sacar fotos en alta definición y así elaborar mapas de distintos territorios.

Iván Budassi, director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) detalló al portal web Infotechnology.com las características del equipo: “El drone está hecho de polietileno, tiene una cámara incorporada y un GPS. Lo fundamental de este equipo es su sistema de vuelo. Si bien se lo puede volar a control remoto, se lo posiciona sobre una determinada superficie y se le programa para que vuele sobre ese lugar y se puede elegir la definición de la fotografía”. Además, tiene una autonomía de 45 minutos, un alcance de radio de 3 km y su velocidad máxima de 57km/h,dispone de conexión 3G y alcanza los 150 metros de altura.

El drone propiedad del gobierno de la provincia de Buenos Aires ya localizó más de 14 millones de metros cuadrados que no habían sido declarados, propiedad de 120 mil personas que deberán abonar una cantidad de 100 millones de pesos. “La primera vez que lo usamos fue en febrero, en un country fuera de Mar del plata. El 70 por ciento estaba sin declarar”, precisó Budassi a la revista especializada.

El titular de ARBA impusló la elaboración del sistema Monitoreo Estratégico Satelital Integrado (MESI), un servicio que cruza los datos propiedad de la agencia con imágenes tomadas a través de 18 satélites, los cuales permiten establecer no sólo la localización de las construcciones no declaradas sino también cómo y cuando fueron construidas. Bautizaron al sistema en honor al diez de la selección argentina, Lionel Messi.

Hay un vacío legal en cuanto al uso de drones con este fin, pero Budassi no está preocupado: “Es verdad que no hay regulaciones sobre el tema. Pero estamos tranquilos porque tenemos secreto fiscal sobre nuestros datos. Cuando tenemos que establecer dónde vive una persona para ver si llevo su auto a otro lado, está amparado por el secreto fiscal”, explicó.

El equipo también puede usarse para la vigilancia de la minería y en situaciones de emergencia, como por ejemplo incendios.

icon-facebook

icon-skype

icon-twitter

youtube